Afíliate

Hacia nuevas realidades laborales, retos de una nueva transición

    El desarrollo tecnológico nos impone innumerables cambios en el empleo que inciden de forma directa en las condiciones de vida de la clase trabajadora. Los avances en robotización, en nanotecnología, en biotecnología, en Inteligencia Artificial o la impresión en 3D en la manufactura, conllevarán enormes beneficios para la sociedad y puede suponer la automatización parcial o total de múltiples puestos de trabajo.

    28/12/2017.
    Hacia nuevas realidades laborales, retos de una nueva transición

    Hacia nuevas realidades laborales, retos de una nueva transición

    El desarrollo tecnológico nos impone innumerables cambios en el empleo que inciden de forma directa en las condiciones de vida de la clase trabajadora. Los avances en robotización, en nanotecnología, en biotecnología, en Inteligencia Artificial o la impresión en 3D en la manufactura, conllevarán enormes beneficios para la sociedad y puede suponer la automatización parcial o total de múltiples puestos de trabajo, introduciendo nuevas fórmulas de organización empresarial y, en consecuencia, nuevos modos de relaciones laborales. En CCOO creemos que los cambios tecnológicos generan un contexto de oportunidad para la creación de nuevos empleos.

    Las transformaciones en curso son de tal magnitud que requieren una reflexión colectiva, extensa e inclusiva. Sabemos que algunas relaciones laborales surgidas en las plataformas digitales están generando un deterioro notable de derechos con aumento de la precariedad para sus trabajadores y trabajadoras y, a la vez, constituyen una competencia directa para numerosas profesiones organizadas. Los cambios de gestión empresarial y la descentralización productiva junto a la globalización y los avances tecnológicos han fragmentado la actividad con subcontrataciones en cadena y franquicias. Han surgido el trabajo colaborativo, con una gran empresa detrás que se lleva el beneficio, los contratos por horas y el trabajo por proyecto que dejan a empresas autóctonas y plantillas sin ser partícipes de la ganancia. CCOO cree necesario establecer mecanismos que vayan encaminados, a través del dialogo, a mejorar las condiciones de trabajo también en estos nuevos escenarios, haciendo efectivo el concepto de causalidad en la contratación. Un dato: la tasa de temporalidad en la contratación está en más del 35%, entre los niveles más altos de Europa.

    Necesitamos el diálogo social a todos los niveles, más negociación colectiva en la empresa y la participación de la totalidad de las partes interesadas con el fin de buscar continuamente nuevas respuestas pertinentes y formular propuestas. Nuestro papel no consistirá en oponernos a esas transiciones, sino en encaminarlas lo mejor posible con el fin de aprovechar todos los beneficios que puedan representar para el crecimiento, la promoción de las innovaciones y competencias, los empleos de calidad y la financiación sostenible y solidaria de la protección social.

    CCOO demanda que el nuevo modelo productivo se base en actividades que aporten un mayor valor añadido y que cuente con un desarrollo equilibrado y justo de los procesos de avances tecnológicos y de digitalización de la economía. Es fundamental planificar cuanto antes un plan efectivo de formación y recualificación profesional para solucionar las brechas de capacitación que pueden sobrevenir en este nuevo panorama laboral de oportunidad con el surgimiento de nuevas profesiones. Así, las condiciones de acceso al empleo de los trabajadores y trabajadoras mejorarán y ello influirá favorablemente en su empleabilidad y en la productividad de las empresas.

    El cambio en el mundo del trabajo ha llegado y, ante la aparición de nuevas realidades laborales, reconocemos que, acompañadas de una desintermediación y de cambios rápidos y constantes, requieren una adaptación de las estructuras y modalidades del diálogo social. CCOO continuará organizando a las personas trabajadoras con asesoramiento, concienciación y ayuda legal, instalando en estos contextos la negociación colectiva y afrontando con inteligencia esta atomización del mundo del trabajo.

    Nuestra propuesta se encamina a afrontar la transición digital consolidando la democracia en las relaciones laborales, profundizando en la función social de las empresas y desarrollando nuevos derechos sociales.

    *Artículo publicado en 'Agenda de la Empresa'

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.