Afíliate

Intensificaremos nuestra lucha contra la impunidad empresarial ante la creciente siniestralidad laboral en Andalucía

  • El sindicato denuncia que en una semana ha habido en Andalucía 7 personas trabajadoras muertas y dos suicidios provocados por altas médicas forzosas
  • La secretaria de Salud Laboral, Nuria Martínez, ha calificado la situación de “masacre laboral” y ha alertado de las “barbaridades” que está haciendo la inspección médica forzando altas en personas no recuperadas

07/04/2017.

Semana negra la que se ha vivido en Andalucía con 7 personas trabajadoras fallecidas y dos suicidios provocados por sendas altas médicas forzosas a trabajadores enfermos. Una siniestralidad laboral creciente que, según manifiesta la responsable en la materia de CCOO-A, “constata una vez más la falta de prevención por parte del empresariado, de control y vigilancia por parte de la administración laboral, y una inspección de trabajo insuficiente para la masa salarial que hay en Andalucía”.

Martínez ha sido contundente en sus afirmaciones y ha calificado de “masacre laboral” la situación que se está produciendo en Andalucía, al tiempo que ha adelantado que el sindicato “intensificará aún más la lucha contra la impunidad que tiene el empresariado, al que se le sanciona poco y, cuando se hace, según nuestras estimaciones, la administración laboral no llega a ejecutar ni el 30 por ciento de las sanciones impuestas”.

Igualmente “dramática” es la situación en la que se encuentran las personas trabajadoras enfermas o que se encuentran de baja. “Esta semana ha habido dos suicidios provocados por sendas altas médicas forzosas cuando todavía no se encontraban recuperadas las personas”. “Se están cometiendo verdaderas barbaridades con el único objetivo de reducir la duración media de las bajas”, denuncia la secretaria de Salud Laboral y Medio Ambiente de CCOO.

Según ha explicado Martínez, la actividad económica que se está generando en la actualidad está basada en un modelo de condiciones de trabajo que se ha construido a raíz de la crisis y de cambios normativos como la reforma laboral, orquestados con la excusa de salir de esa situación. El resultado, como asevera Martínez es “alta rotación en los puestos de trabajo con contratos de meses, días e incluso horas, ritmos de trabajo intensos y una inseguridad laboral que hace que el miedo se haya instaurado entre los trabajadores y les impide exigir unas mínimas medidas de seguridad o denunciar las condiciones precarias en las que se encuentran”.

En ese mismo contexto, la Prevención de Riesgos Laborales ha pasado a ser la última prioridad para muchas empresas que se plantean “para qué invertir cuando el trabajador está de paso”. “Esto resulta un cóctel brutal para la seguridad y la vida de las personas trabajadoras que provocan situaciones dramáticas como las acontecidas esta semana”.

La dirigente, que ha dejado claro que “nadie tiene que morir para ganarse la vida”, ha insistido en que el sindicato seguirá luchando para acabar con la precariedad, la desigualdad y las condiciones laborales injustas que se esconden tras los accidentes y las enfermedades laborales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.